¿Quienes Somos? CETA

Equipo humano

Unidad de Tecnologías para el Aprendizaje de la Facultad de Estudios Superiores Zaragoza

Guillermo González Martínez
Jefe de Unidad

 

Colaboradores

Enrique Escalera Zuñiga.

Jefe del Departamento de Educación en Línea y a Distancia

Ricardo Kid Solsona Vázquez.

Responsable del área de Recursos Didácticos Digitales

Ricardo Baltazar Covarrubias.

Responsable del área de Medios audiovisuales

María Susana Márquez Manuel.

Responsable del área de Diseño Gráfico

Luis Ángel Saldivar Rueda.

Responsable del área de Soporte Técnico


Infraestructura

La Unidad de Tecnologías para el Aprendizaje tiene a su resguardo el edificio del Centro de Tecnologías para el Aprendizaje (CETA) y cuenta con:

  • 3 salas de proyectos multimedia en planta baja con 16 equipos de cómputo cada una.
  • 1 sala de proyectos multimedia en planta alta con 10 equipos de cómputo.
  • 2 salas para videoconferencia y eventos académicos en planta baja para 60 asistentes cada una.
  • 2 aulas multimedia para actividades académicas en planta alta para 60 asistentes cada una.
  • 1 sala de lectura y usos múltiples.
  • Sala de juntas de la División de Planeación Institucional
  • 5 oficinas.
  • 1 sala de proyectos multimedia en planta baja (administrada por el DELEX.
  • 2 aulas para actividades académicas en planta alta administradas por el DELEX.
  • Estudio de TV, cabina de audio y sala de postproducción de video en Campus II.
  • Sala de videoconferencias en el edificio de gobierno de Campus II para 10 asistentes.

 

Introducción

Desde su inicio, en la segunda mitad del 2014, el Centro de Tecnologías para el Aprendizaje (CETA) se ha constituido en un espacio abierto al desarrollo de actividades académicas que, desde diversas perspectivas, nutren las funciones sustantivas de nuestra Facultad en un marco de convivencia y de respeto a los valores universitarios que nos distinguen.

Es fundamentalmente un espacio multi e interdisciplinario en el que confluyen diversos agentes que contribuyen con sus ideas, proyectos y resultados en el campo de las tecnologías digitales, a nutrir un modelo transversal de formación.

El CETA impulsa la formación docente en el desarrollo y uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) para la enseñanza y el aprendizaje y actualmente cuenta con la conectividad, el capital humano y tecnológico necesarios para la generación de recursos, tecnologías y ambientes digitales orientados al aprendizaje, contribuyendo al desarrollo de proyectos que permiten optimizar la planeación did

áctica, así como el desarrollo de la clase y la evaluación del aprendizaje.

En el marco de la actual administración y en apego al Plan de Desarrollo Institucional (PDI) de nuestra Facultad, así como a las respectivas líneas de acción del PDI de la Rectoría de la UNAM, el CETA se constituyen como un espacio estratégico que por sus funciones, se vincula directa o indirectamente con diversas áreas de la Facultad.

 

 

Fundamentos

La formación de profesionistas requiere actualmente una visión que integre diversos elementos con una perspectiva innovadora. Algunas de las razones que nos conducen a la innovación son las siguientes:

  • Los estudiantes organizan sus ideas de forma diferente. Pasamos de los procesos lineales a la complejidad de las redes y el hipertexto.
  • Nos relacionamos de forma distinta. El individualismo y la dependencia en el aula, da paso a los procesos colaborativos y de responsabilidad compartida.
  • Los ambientes de aprendizaje se tornan abiertos y dinámicos. Se diluyen fronteras y se busca la portabilidad. Actualmente la portabilidad y la inmediatez juegan un papel decisivo para satisfacer las necesidades de distribución e intercambio de información y contenidos de diferente naturaleza.
  • Las ideas se traducen en resultados desde una dinámica distinta. Surge la intercreatividad, entendida como…”la capacidad de los individuos de expresar y crear sus ideas, conocimientos, etc. de una forma original e inédita a través de los entornos digitales y construyendo conocimiento colectivo” (Barners Lee, 2000).

 

A la par de los puntos anteriores, es fundamental reconocer el impacto de la mediación pedagógica, vista como el “proceso por el cual, el educador guía al educando con apoyos como pueden ser materiales, textos, instrucciones, cuestionamientos que posibiliten que el educando desarrolle un problema; se puede también entender, como el conjunto de herramientas, tanto físicas como cognitivas que pueden lograr que la educación llegue a su objetivo” UNID.

Prieto señala que “en la relación presencial, la mediación puede surgir del trabajo en el aula y depende casi siempre de la capacidad y la pasión del docente. En un sistema a distancia los materiales encarnan esa pasión y son ellos los que permiten al estudiante encontrar y concretar el sentido del proceso educativo” Prieto, 1995.

Sumado a lo anterior, Cesar Coll establece que… “a partir de la integración de los sistemas simbólicos clásicos (lengua oral, lengua escrita, lenguaje audiovisual, lenguaje gráfico, lenguaje numérico, etcétera), las TIC crean condiciones totalmente inéditas para operar con la información, representarla, procesarla, acceder a ella y transmitirla”. Coll, 2004.

A lo expresado hasta ahora, debemos agregar que cada vez es más evidente, desde la perspectiva de la enseñanza y el aprendizaje, que las instituciones educativas exitosas tienden a serlo en gran medida porque entienden que…”su verdadero po

tencial y valor educativo no reside en el contenido en sí (que está disponible online en cantidades cada vez mayores), sino en su capacidad de guiar a los alumnos efectivamente a través de recursos educativos utilizando vías de aprendizaje y enseñanza bien diseñadas. (Neil Butcher, 2015).

Todo esto nos conduce a pensar en una didáctica diferente ya que en el entorno actual los estudiantes deben desarrollar competencias. “La competencia es más que conocimientos y habilidades, es la capacidad de afrontar demandas complejas en un contexto particular, un saber hacer complejo, resultado de la integración, movilización y adecuación de capacidades, conocimientos, actitudes y valores, utilizados eficazmente en situaciones reales” (DeSeCo. 2005).

El CETA ofrece espacios formativos a docentes y estudiantes para adquirir competencias en la generación y el manejo en clase de materiales y recursos educativos digitales, con un acompañamiento permanente hasta alcanzar la consolidación de proyectos de enseñanza y aprendizaje que integren en forma equilibrada las bases disciplinares, pedagógicas, tecnológicas y de diseño.

Proyectos que permitan, a través de una mediación pedagógica adecuada, desarrollar formalmente ambientes virtuales de aprendizaje mediante la integración de recursos didácticos y digitales pertinentes e innovadores para mejorar la práctica docente.

En síntesis, proponemos una didáctica distinta e integradora qué a través de la mediación pedagógica, articule la innovación, la intercreatividad, la portabilidad y la inmediatez para el desarrollo de recursos didácticos digitales inscritos en ambientes virtuales de aprendizaje. González, 2019.

Concluimos citando a Gardner, quién poner de manifiesto que… “si los desarrollos tecnológicos convierten a los sujetos en individuos que no piensan por sí mismos, no se ocupan de los misterios de la vida, no establecen relaciones significativas, ni moldean una identidad adecuada, única y en constante desarrollo, entonces estarían dando lugar a una humanidad pobre y dependiente, cuyos actos, elecciones y objetivos estarían limitados o determinados por la tecnología” Gardner, (2014, citado por Lamas y Diestéfano, 2015).

“En cambio sí atienden a cuestiones cotidianas y dejaran tiempo libre para poder generar vínculos profundos, abrir nuevos caminos, reflexionar sobre los grandes cuestionamientos de la vida, o dar lugar a desarrollar una identidad única y significativa, podría decirse que son desarrollos o aplicaciones que permiten o promueven buscar nuevas posibilidades. En este último sentido, los desarrollos digitales ofrecen un gran potencial en el desarrollo de la imaginación, la creatividad y la innovación de individuos o grupos (Lamas y Diestéfano, 2015).

 

Modelo formativo y de intervención.

En el Centro de Tecnologías para el Aprendizaje (CETA), Innovamos en la creación de programas formativos y recursos digitales educativos, proponiendo o colaborando en diversos proyectos para mejorar de manera transversal el aprendizaje de los estudiantes a través de los siguientes principios formativos:

  • Promover el trabajo colaborativo, multi e interdisciplinario.
  • Generar procesos reflexivos que traduzcan ideas en recursos innovadores
  • Desarrollar ambientes digitales para favorecer el aprendizaje autónomo.
  • Contribuir al logro de competencias digitales para la enseñanza y el aprendizaje.
  • Desarrollar habilidades del pensamiento para un saber hacer complejo
  • Fortalecer la flexibilidad y transversalidad curricular

 

El CETA reconoce la función directiva del docente, como desarrollador de recursos digitales para el aprendizaje y generador de ambientes de enseñanza, así también la condición del estudiante como un sujeto corresponsable del proceso formativo del cual forma parte. Para el logro de lo anterior se llevan a cabo diversas acciones:

  • Programas de formación docente presenciales, semipresenciales y en línea.
  • Proyectos colaborativos con estudiantes de pregrado y posgrado para el diseño de herramientas digitales aplicadas al aprendizaje.
  • Desarrollo de ambientes de aprendizaje: blogs, aulas virtuales, sites, etc.
  • Creación de diversos recursos digitales para la enseñanza y el aprendizaje: apps, videos, infografías, podcast, e-books, entre otros.

 

Para alcanzar nuestras metas, hemos establecido un modelo que articula de manera flexible cuatro ejes de integración que orientan nuestros principios y permiten desarrollar y fortalecer los elementos señalados previamente.

  • Disciplinar
  • Didáctico-pedagógico
  • Tecnológico
  • Diseño

Modelo que opera desde una lógica sencilla, basada en las siguientes etapas:

  • Iniciativa de docentes y estudiantes o desarrollo de un proceso formativo.
  • Revisión, análisis y factibilidad.
  • Trabajo colaborativo con el equipo humano del CETA.
  • Desarrollo de la propuesta.
  • Obtención de diversos recursos y ambientes de aprendizaje.

 

Objetivos

  1. Generar recursos y ambientes digitales de aprendizaje autogestivos que permitan conformar y consolidar redes y comunidades de aprendizaje que coadyuven a mejorar los índices de aprobación de las diversas asignaturas y módulos de los programas académicos de la Facultad.
  2. Formar recursos humanos que, a través de un programa de desarrollo de competencias docentes (didácticas y digitales) integrado por diplomados, cursos y talleres, en el marco del Plan de Desarrollo Institucional, permitan el logro de diversas habilidades para optimizar la práctica docente.
  3. Consolidad el campus virtual de la Facultad, optimizando y creando nuevos entornos pedagógicos que fortalezcan la educación presencial, semipresencial o a distancia: aulas virtuales, blogs o sites, entre otros.
  4. Llevar a cabo proyectos de investigación educativa y desarrollo tecnológico dirigidos a la mejora de la calidad del aprendizaje.
  5. Fortalecer o crear programas que permitan evaluar los resultados e impacto que la incorporación de las herramientas digitales tiene para mejorar los resultados cualitativos y cuantitativos en el aprendizaje de los estudiantes de los programas académicos de la Facultad.
  6. Atender, dar seguimiento y resolver diversas situaciones surgidas del empleo de tecnologías digitales en los procesos educativos, así como la evaluación de las mismas,
  7. en el marco de la normatividad de la UNAM y la FES Zaragoza.
  8. Colaborar en los procesos de obtención y gestión de licencias de código abierto para garantizar los derechos de autor de los creadores o desarrolladores de recursos educativos digitales.
  9. Administrar de manera eficiente los espacios físicos del Centro de Tecnologías para el Aprendizaje atendiendo a las diversas actividades académicas y administrativas de la Facultad, fundamentalmente aquellas que promuevan modelos educativos innovadores y el desarrollo de herramientas digitales para el aprendizaje.
  10. Organizar o colaborar para el desarrollo de diversas alternativas de evaluación del aprendizaje en línea, incluyendo el Examen Profesional por Objetivos.
  11. Colaborar con las Unidades y Departamentos de la División de Planeación Institucional en diversas acciones encaminadas a mantener en óptimas condiciones de operación los sistemas informáticos y de red de la Facultad.
  12. Coordinar el desarrollo de reglamentos, manuales y material de apoyo requerido para el correcto desempeño de los sistemas informáticos y desarrollo de las actividades académicas y administrativas del CETA.
  13. Promover la vinculación con otras unidades responsables de la dependencia y de nivel central relacionadas con la aplicación de las TIC en los procesos de enseñanza, aprendizaje y administración de recursos educativos digitales.

Acciones 2020

  1. Poner en marcha el Programa anual de formación docente y el fortalecimiento del Diplomado Medios digitales integrados a estrategias de enseñanza para el aprendizaje. La didáctica en el siglo XXI, con la posibilidad de constituirlo como opción a titulación.
  2. Consolidar los resultados obtenidos y mejorar la eficiencia y eficacia en el desarrollo de recursos virtuales y digitales para el aprendizaje en las áreas de diseño, pedagógica y tecnológica de acuerdo con el modelo de intervención propuesto.
  3. Revisión y actualización de los instrumentos de evaluación de recursos digitales desarrollados por el CETA (https://ceta.zaragoza.unam.mx/rubricas/) para garantizar su aplicabilidad y validez en el marco institucional asegurando una evaluación rigurosa y de la calidad de los recursos digitales que se generan en la Facultad.
  4. Organizar y llevar a cabo en el mes de octubre, el 2º Encuentro sobre Tecnologías Digitales aplicadas al Aprendizaje 2020 en el marco de las celebraciones del 45 aniversario de la FES Zaragoza.
  5. Con base en las experiencias previas y el análisis de los resultados obtenidos en los dos años anteriores, las seis áreas que integran el CETA fortalecerán los proyectos de vinculación con las diversas áreas de la Facultad, pero también y de sobremanera, proyectos formativos con profesores y estudiantes de nuestra Facultad y otras entidades universitarias.
  6. Fortalecer el programa de servicio social “Formación en procesos de incorporación de TIC’s en educación” lo cual permitirá dar continuidad a procesos vinculados al desarrollo de programas formativos y recursos digitales de diferente naturaleza.
  7. Revisión y actualización permanente de la página del CETA; incluido el campus virtual y redes sociales.
  8. Mantener comunicación permanente y un estrecho compromiso de colaboración en lo referente a la administración y diseño de cursos, diplomados y convenios que incluyan el empleo de aulas virtuales y el diseño o generación de diversos recursos gráficos y digitales.
  9. Fortalecer las diversas alternativas para la evaluación en línea de los aprendizajes, recuperando las experiencias previas, para establecer de manera formal un Programa que permita fortalecer la eficiencia terminal de asignaturas o módulos de los diversos programas académicos de la Facultad.
  10. Colaborar con la Secretaría Académica a través del Departamento de Formación y Actualización del Personal Académico, en el proceso de evaluación continua de las competencias docentes digitales.
  11. Administrar con eficiencia y eficacia los espacios físicos del Centro para el adecuado desarrollo de las actividades académicas de la Facultad.
  12. Asesoría o apoyo directo para el desarrollo de videoconferencias y enlaces a las diversas áreas de la Facultad.
  13. Esperamos contribuir, de acuerdo a los criterios institucionales al desarrollo del Proyecto PCpuma en el campo de alternativas didácticas para mejorar los procesos formativos de los estudiantes con el empleo de herramientas tecnológicas.

 

Plan de trabajo del Centro de Tecnologías

para el Aprendizaje de la FES Zaragoza

Guillermo González Martínez

Febrero 2020